Saltar al contenido

¡Me gusta el Bitcoin (BTC)!, asegura el líder Republicano Kevin McCarthy

julio 17, 2019
Kevin McCarthy bitcoin btc

Parece que Bitcoin ha tomado un respiro a su reciente FUD por parte de figuras destacadas de las instituciones americanas, y por lo menos en el día de hoy, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes y líder del Partido Republicano, Kevin McCarthy, aseguró en una reciente entrevista a la CNBC que le gusta el Bitcoin por su seguridad y naturaleza descentralizada.

Asegura que el Bitcoin no depende de ninguna entidad centralizada que la respalde, por lo que su precio es volátil por otros factores como la capacidad para permitir pagos instantáneos a nivel globalizado, seguridad, anonimato y como medio de inversión. Sin embargo, asegura que la imagen que ha podido generarse sobre el Bitcoin como moneda para financiar actividades ilícitas y blanquear capitales, no le permiten estar donde efectivamente debería estar.

En general sus comentarios se han mostrado bastante positivos, alabando como principal característica que Bitcoin no puede ser controlado por nadie. Sin embargo, no se ha mostrado tan optimista con la criptomoneda de Facebook «Libra» asegurando que le preocupa que una entidad centralizada pueda abusar de los datos de las personas:

«Cuando estoy en Facebook, no soy el cliente, soy el producto», Facebook es gratis porque venden sus datos para ganar dinero. Ahora quieren entrar en el negocio, y no son como los bitcoins, estos de Libra. No están descentralizados».

Es bueno que existan opiniones dispares entre miembros institucionales, estas discrepancias puede generar que en un futuro cercano se abra una puerta para una regulación positiva de las criptomonedas, la sociedad reclama una descentralización, ya sabemos que no nos gusta que las empresas, instituciones u otras entidades pueda controlar nuestros datos o dinero. La blockchain aporta esa descentralización que necesitamos y eso es lo que alaba el representante Republicano McCarthy al afirmar que el Bitcoin no puede ser controlado por nadie.