Saltar al contenido

Figuras Chartistas Volumen III

agosto 30, 2018
Figuras Chartistas Volumen 3

Sé que estabais esperando una tercera entrega de figuras chartistas, y creo que ha llegado el momento de que por fin vea la luz la que va a ser la tercera y última entrega de este gran trilogía de figuras que nos pueden ayudar a la hora de hacer trading en el mercado de criptomonedas si sabemos interpretarlas correctamente.

El motivo principal de haber tardado tanto en realizarlo, ha sido que no veía claro meter más figuras a la hora de hacer análisis técnico del Bitcoin o cualquier otra criptomoneda, debido a que es un mercado muy volátil e inmaduro y en más de una ocasión estos tipos de patrones no son del todo fiables, por eso sólo he querido mostrar las figuras más sencillas y por lo tanto más fiables a la hora de operar con criptomonedas. No obstante, creo que hay un par de cosas que me parecen muy interesantes y de las que todavía no hemos hablado, estoy haciendo referencia a los GAPS o huecos en las cotizaciones de los precios, y al patrón ABDC, que muchos no lo consideran como una figura chartista como tal, sino más bien como un patrón armónico, pero aun así creo que visualmente podemos seguir interpretándolo como una figura y puede resultar muy valioso si sabemos identificarlo.

Tipos de GAPS

Una definición sencilla de que son los Gaps sería el hueco que se produce entre dos cotizaciones de un activo producido por una falta de operaciones en ese hueco, es decir, existe un vacío producido entre una cotización y la otra. Para verlo más claro, vamos a descubrir los 3 principales tipos de Gaps que se producen en un análisis.

GAP de Ruptura

Resultado de imagen de gap de rotura

Este tipo de hueco aparece cuando se produce la rotura de un nivel clave de soporte o resistencia, dicho en otras palabras, si tenemos marcado un soporte en un punto de 950 dólares la cotización se está moviendo cerca de esa línea y de repente se produce una rotura directa desde los 950$ hasta los 900$ (se ha producido un vacío entre los 950 – 900).

Este tipo de movimiento brusco indica el camino que va a tomar la tendencia en las próximas horas, aunque en la mayoría de ocasiones se suelen rellenar, es decir, se produce un movimiento de pullback o throwback para rellenar ese gap y posteriormente seguir la tendencia que nos marca ese movimiento previo.

La forma de operar en estos casos no es sencilla, ya que no siempre se tiene porque rellenar ese “hueco”, mi consejo es qué si vemos un GAP de ruptura, prestemos atención a los indicadores y a los fundamentales que rodean al mercado. Si finalmente vemos posibilidad de rellenar el gap, operaremos de la siguiente forma.

  • Si el gap rompe un nivel de soporte y estamos con nuestra posición abierta, esperaremos al movimiento de pullback hacia el soporte para cerrar nuestra posición sin pérdidas, ya que posteriormente, continuará con una tendencia bajista y podremos recomprar más barato. Por el contrario, si en ese momento no teníamos ninguna posición abierta y nos gusta el juego, podemos aprovechar el mínimo producido en el GAP de rotura para entrar y salir cuando se produzca el movimiento de pullback para obtener unas ganancias con scalping, no obstante este tipo de movimientos son arriesgados ya que existe la posibilidad de que no se rellene el hueco.
  • En el lado opuesto, si el gap rompe una resistencia y estamos dentro, podemos aprovechar para realizar una OPE con el movimiento de throwback, es decir, aprovechamos para vender en el máximo del GAP, y volveremos a entrar cuando el precio rellene el hueco llegando hasta el nivel de resistencia previa convertido ahora en soporte. Si estamos fuera de la operación cuando se produjo el GAP, aprovecharemos igualmente para comprar cuando el precio rellene el hueco y toque de nuevo la resistencia.

GAP de Continuación

Resultado de imagen de gap de continuacion

Este tipo de gap aparece cuando existe un fuerte impulso de compra o venta siguiendo la tendencia previa, es decir, el precio está siendo alcista o bajista, y al llegar a un nivel de soporte o resistencia, el interés vendedor o comprador aumenta considerablemente, haciendo que los traders anulen sus órdenes y por ende, al haber tanto interés comprador o vendedor, así como una ausencia de precios, se producen esos gaps o huecos entre cotizaciones.

Cabe destacar que este tipo de Gaps no se rellenan, es decir, el precio continúa con su tendencia sin hacer ningún tipo de movimiento de retorno al hueco entre las cotizaciones, por eso, si detectamos este tipo de gaps en una gráfica, tendremos que estar dentro (si es una tendencia alcista) o por el contrario salirnos (si es una tendencia bajista).

Gap de Agotamiento

Resultado de imagen de gap de agotamiento

El último tipo de Gap más destacado es el de agotamiento, y lo que reflejan es que está a punto de darse un giro en la tendencia.

Es importante que sepamos diferenciar este gap con el de continuación, ya que los dos parten de una tendencia bajista o alcista, pero la diferencia más significativa suele darse en el volumen, es decir, en un gap de continuación, el volumen comprador o vendedor debe ser mucho mayor (al haber mucho interés en continuar la tendencia y producir ese vacío) que el volumen en el gap de agotamiento, además los indicadores como RSI o estocástico en el gap de agotamiento, deberían marcarnos niveles de sobrecompra o sobreventa si estamos cerca del final de una tendencia alcista o bajista respectivamente.

Este tipo de gap se rellena (al producirse un cambio en la tendencia) y la forma de operar si lo identificamos será la siguiente:

  • Si estamos dentro del precio en una tendencia bajista, lo ideal es no hacer ningún tipo de movimiento, ya que estamos ante un cambio de tendencia. Si estamos fuera del activo, esperaremos a que se cubra el hueco producido antes de comprar (confirmación Gap agotamiento) de esta forma nos aseguramos que efectivamente es un gap de agotamiento y no de continuación.
  • Si la tendencia es alcista, lo que haremos si estamos dentro será vender cuando se confirme que el precio ha rellenado el hueco, de esta forma aseguramos que es este tipo de gap y no el de continuación. Si por el contrario, hemos estado fuera, no haremos nada ya que estamos ante un cambio de tendencia y podremos aprovechar para comprar más abajo.

Patrón ABCD

Resultado de imagen de patron abcd

Como he comentado antes, este tipo de técnica no es consideraba por muchos como una figura chartista, sino más bien como un patrón armónico, no obstante, se puede trazar con líneas visualmente dentro de una gráfica, por lo tanto, lo he añadido dentro del artículo como una figura chartista más.

Tengo que aclarar, qué a pesar de ser un patrón muy útil, es muy complejo a la hora de operar, ya que sigue una serie de pautas logarítmicas, en concreto, es un patrón que va acompañado de los retrocesos y extensiones Fibonacci.

El concepto básico de este patrón, es identificar cuando está a punto de producirse un cambio en la tendencia actual y para que sea válido deben de darse las siguientes condiciones.

La formación del patrón es la siguiente:

Supongamos que estamos en una tendencia bajista, y de pronto tocamos un suelo donde el precio rebota con fuerza ante un interés comprador (A), en este caso, nosotros habremos abierto nuestras posiciones y esperaremos a que el precio toque un posible techo (B). Una vez vemos que el precio comienza a corregir al tocar ese supuesto techo, tendremos la confirmación de un movimiento AB y para que la figura se valide se debe producir una corrección (onda C) que en ningún caso debe rebasar el anterior mínimo (A).

Aquí es donde entran en juego los niveles Fibonacci, en concreto, el precio al completar el punto B, debería iniciar un retroceso hasta el nivel 61,8% o 78,6% de la subida AB.

Si finalmente la cotización del precio nos lleva a dichos retrocesos Fibonacci, habremos completado la onda de retroceso C con éxito, y habría que prepararse para la siguiente onda D, que debería tener el mismo impulso que el movimiento AB, es decir, el nuevo movimiento CD, debe ser prácticamente de la misma extensión que el movimiento AB. Por lo tanto, tomaremos como referencia en el caso de que el precio corrija hasta el punto fibo 61,8, la extensión 161,8% (100%), y si el precio corrige hasta el punto fibo 78,6%, la extensión correcta será la 127,2%.

Este tipo de patrón se pueden dar también dentro de una tendencia alcista, es decir, en este caso será a la inversa el movimiento. El punto A será el pico máximo e iniciará una corrección hasta el punto B, una vez tocado ese posible suelo en B, la siguiente onda hasta el pico C no debe ser superior al 61,8% o 78,6% del movimiento AB, en ningún caso el pico C debe ser superior al pico A. Una vez completado la onda C, se debería preparar un nuevo movimiento CD de la misma extensión que AB.

Soy consciente de que puede parecer un poco lioso todos estos cálculos matemáticos y porcentajes, pero es más sencillo de lo que parece, ya que en tradingview tienes disponibles las herramientas necesarias para marcar los retrocesos y extensiones Fibonacci directamente, por lo tanto, tan sólo es necesario que utilices dicha herramienta en la gráfica y esos puntos se colocarán automáticamente en las cotizaciones.

Queridos yonkis del Bitcoin, espero que os haya gustado esta última entrega de figuras chartistas y que completa el ciclo que tenía preparado para vosotros, en breve seguiremos con más artículos en nuestra escuela particular de trading, tengo preparado una nueva saga de capítulos para explicar cómo usar e interpretar determinados indicadores técnicos, por lo que estar atentos a lo que vayamos subiendo, ya que con todo este material, vais a adquirir mucho conocimiento y mejoraréis a la hora de hacer trading en el mercado de criptomonedas.